TODO DOLOR FÍSICO PROVIENE DE UN DOLOR EMOCIONAL NO RESUELTO