Técnica de Integración Cerebral (TIC)

Todas las personas vivimos experiencias dolorosas que depende de la intensidad con la que las hemos vivido podemos decir que es un trauma con “t” minúscula o trauma con “T” mayúscula, pero TRAUMA al fin y al cabo.

Estos traumas se van acumulando e incluso solapando y como hacemos lo indecible para sobrevivir, nos adaptamos a nuestros traumas y los tapamos tan bien que en la mayoría de los casos no se nos nota que tenemos heridas sin cicatrizar.

Pero todo lo que se tapa o esconde, al final sale a la luz, y en el caso de los traumas se pueden manifestar de diversas formas, tales como repetir situaciones, atraer el mismo tipo de persona, sentirnos incapaces en alguna situación que para nosotros es crucial, como tener que hablar en público, aprobar un examen, oposición, etc.

Cuando hacemos oídos sordos a estas advertencias que han de ser abordadas y tratadas, nuestro organismo enferma. Enferma para que ya no te quede más remedio que PARARTE y reflexionar sobre que estas tapando o no haciendo caso, que a la vez te hace sentirte triste, desvalido, enfadado, angustiado, miedoso, insignificante, incapaz, etc.

El especialista en tratar estos males es el TERAPEUTA.

Al igual que cuando te rompes un hueso vas al traumatólogo, el cual te indica realices alguna prueba como radiografía, resonancia, palpación u otras para ver el estado de tu hueso y recomendar el tratamiento más adecuado para su sanación, el terapeuta debe ahondar en tu historia de vida para ver cual fue tu experiencia de vida, tu trauma original, sobre el cual se han ido amontonando otros traumas similares y que te ha llevado a tu problema actual.

Afortunadamente, las técnicas para reparar nuestros traumas han avanzado tanto como la medicina o las tecnologías y ya no tenemos que estar yendo años y años al terapeuta para solucionar nuestros problemas.

TIC es la abreviación para TECNICA DE INTEGRACION CEREBRAL la cual aúna diversas herramientas para que la fase de indagación del origen del trauma, la fase de reparación y la fase de instalación de recursos positivos sea rápida y eficaz.

Es muy posible que, si se ha realizado acertadamente la fase de indagación, la fase de reparación e instalación de recursos sea rápida, de forma que un tema concreto puede solucionarse entre dos y tres sesiones.

En la primera sesión el terapeuta tiene que conocer los hechos relevantes de la vida de la persona para situar el problema o malestar que viene a solucionar en su contexto adecuado y tener la referencia correcta desde el cual tratar el tema.

En la segunda sesión se realiza la fase de indagación para determinar cuál fue la experiencia o trauma detonante del actual malestar y todos los traumas acumulados relacionados con dicho malestar.

Esto se hace a través de una relajación profunda y visualización guiada, donde es más fácil acceder al inconsciente de la persona y así obtener la información de las experiencias traumáticas.

Esta información se va recogiendo por escrito para posteriormente ir reprocesándola cronológicamente a través de la técnica de movimientos oculares e integración de hemisferios cerebrales, TIC, así como la estimulación del punto karate de la Técnica de Liberación Emocional y otras técnicas donde se mueve la energía en la dirección necesaria para disolver el malestar.

Si no diese tiempo en esta segunda sesión a reprocesar todas las experiencias traumáticas que hemos recogido, se empezará a reprocesar desde el trauma originario y se detendrá el proceso al final de cualquiera de las escenas que hayan surgido al consciente.

En la tercera sesión, se continuará en el mismo punto que se dejó en la sesión anterior y lo habitual es que esta sea la sesión de cierre donde se terminen de reprocesar todos los traumas que dieron fundamento al malestar del cliente.

Pero de no ser así, se continuará realizando las sesiones necesarias hasta concluir el proceso.

Cada sesión de TIC tiene una duración aproximada de hora y media y un coste de 55€.

  • Una notificación con 24 horas de antelación es requerida para todas las sesiones.
  • Si cancelas o modificas tu cita con menos de 24 horas desde la hora concertada, se te cobrará la sesión completa.
  • Si se te olvida tu cita o no vienes, se te cobrará la sesión igualmente.

Previa petición de hora de lunes a viernes.

Mercedes A. Cadarso Sánchez

Entusiasta del desarrollo del potencial humano para conseguir el éxito personal.