El diapasón OM es mejor que el ungüento amarillo