Arreglar las cicatrices Tóxicas

consultas arreglar cicatrices tóxicas

Una cicatriz es un corte en los tejidos celulares que es registrado por nuestro cerebro como una anomalía pues implica un cambio en la polarización de los tejidos.

El flujo de la energía en la zona de la cicatriz se encuentra alterada y en algunos casos, hasta bloqueada y esto deriva en diversas perturbaciones y pérdida de flexibilidad en el organismo.

Esta falta de flexibilidad abarca tanto a nivel físico, como mental, emocional e incluso espiritual porque provoca un estrés continuo para todo nuestro organismo.

Algunas cicatrices, sí han logrado restablecer correctamente la circulación energética, pero hay muchas que por diversos motivos no lo han podido hacer y se han convertido en toxicas, afectando a diversas áreas de la persona y esto se detecta con el test kinesiológico o verificación muscular.

Las cicatrices pueden ser reservorios para virus, bacterias, parásitos, hongos o diversos microrganismos y hasta que no equilibremos el campo electromagnético, la persona padecerá diversos problemas difíciles de relacionar con la cicatriz.

Pero además del corte físico y energético, una cicatriz también contiene la memoria traumática del momento cuando se produjo, tal como un accidente doméstico, operación, corte intencionado, etc y que hay que liberarla para que no siga causando malestar emocional a nivel consciente o inconsciente.

Es posible que cuando pensemos en cicatrices se nos olvide contar aquellas que nos parecen insignificantes como las extracciones dentales, las amígdalas, vegetaciones, cataratas, tatuajes, piercings, micropigmentación y sólo nos acordemos o contemos las que consideramos “gordas”, fundamentalmente donde hemos requerido puntos de sutura.

Pero no. Todo tipo de incisión cuenta a nivel energético como cicatriz y como tal hay que tratarla.

Con lo cual te recomiendo que por precaución y prevención compruebes el estado de tus cicatrices. Te puedes ahorrar diversas enfermedades físicas y estados emocionales negativos o volver a sentirte en control de tu vida.

El cliente enumera las diferentes cicatrices que tiene y en qué situación se produjeron.

A continuación, el terapeuta testará con kinesiología por cual es prioritaria comenzar el trabajo de corrección que consiste en:

  • Identificar los sistemas energéticos alterados y corregirlos con imanes
  • Tratar la cicatriz con aceites esenciales, cambio de temperatura e imán neutro.
  • Identificar la memoria traumática asociada a la cicatriz y liberarla con la técnica que se teste mas adecuada para ese momento y para ese cliente.
  • Testar si es recomendable que el cliente realice algún tipo seguimiento terapéutico en casa y durante cuánto tiempo.

Es posible que en una sesión se puedan trabajar varias cicatrices al mismo tiempo o consecutivamente, pero esto depende de lo que el organismo del cliente tarde en integrar el tratamiento realizado o lo que requiera, pues también se testa.

Cada sesión tiene una duración de una hora y un coste de 45€.

Una notificación con 24 horas de antelación es requerida para todas las sesiones.
Si cancelas o modificas tu cita con menos de 24 horas desde la hora concertada, se te cobrará la sesión completa.
Si se te olvida tu cita o no vienes, se te cobrará la sesión igualmente.

Previa petición de hora de lunes a viernes.

Mercedes A. Cadarso Sánchez

Entusiasta del desarrollo del potencial humano para conseguir el éxito personal.


Otras Terapias